Asojummy

Principal   En El Universal    Cosas de Julián   El Articulista   Contact

 

Principal
DIARIO 2001
Comunismo y Gerundio
¡Plomo al hampa! Bolivariano
O comunismo o libertad
La Noche que mataron a Brito
Hijos de la Cuarta República
Se van las Colombianas
Lombrosianos y Política
Urosa y cierto comunista
La Operacion Chávez Abarca
Ramírez y Leocenis García
Abogados:Nada que Celebrar
Franklin Brito
Justicia de gorgojo
Magnicidios y Magnicidas
Juridificación Política
Las Milicias, salvarán la Patria
Las Odiosas Comparaciones
Tribunal Supremo de Justicia
A quien no voy en el Mundial
Alvarez Paz
Presidentes Bandoleros y Alcaldes
La Totonataria
Al Sr.Jorge Rodriguez
La Contrarrevolucionaria Arepa
Una Victoria de Butifarra
Duro de Matar
Tronas y Megatronas
El Rey de Tonga
Pagar Viudez
Papa (bolivariano) Habemus
Abogados:Poco que celebrar
Matar Gatos
El Propio Ministerio
La Cruzada de los Abogados
La Narcocomputadora
Circo, enanos y payasos
Mas Secesionista será Usted
La Plancha Salvadora
Prohibida la palabra Loco
La Maleta de Pandora
¿ Loco?
Estimado Juan Carlos II
Su hallaca en Miraflores
Horror Gamberro
En"El Universal"
En "La Razón"
En "El Nacional"
Cañón corto
Desempatarse
El Pimentón
Incensurable
La cadena
La partida
Llegar a Viejo
Llegar a Vieja
Pensando en Exiliarme
El Articulista
CONTACTO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡ El general Acosta Cárlez, eructó su apoyo irrestricto al uso, abuso, trafico y posesión de los Hummers! . . .


 

  La noticia cayó como un bálsamo salvador, en los links de golf, courts de tennis, pero sobre todo, en las calles del “Lagunita Contrisss Clubsss” donde la juventud bolivariana y protagónica, protagoniza –valga la cacofonía- sus piques automovilísticos cada noche.

 -!Mi pana, el general Acosta Cárlez, eructó su apoyo irrestricto al uso, abuso, trafico y posesión de los Hummers!

 

Con semejante espaldarazo, quedaba sepultada la conseja según la cual “El Hummer es el opio del Pueblo” o aquellas no menos disolventes, que consideraban pecaminosos los relojes Cartier Pashá, los calzoncillos Dulce & Gabana y a los ternos de Brioni que exhibe nuestro “Nerón de Sabaneta”, cada vez que predica con el ejemplo, su sesuda frase de “Moral y fluxes”, viga maestra del rescate de la ética, la frugalidad y la templanza en la mera mitad del medio del Socialismo del Siglo XXI.       

Ya los lectores lo anticiparán. Una de las más entusiastas  con este !al carajo con los enfermos! pronunciado por el iluminado de Carabobo, fue la familia de la bolivariana, Yakelin Gertrudis, su consorte, el bolivariano Freddy Williams III y su querubin, Clintonvizquel, conductor a tiempo completo de las mencionadas naves, siempre a exceso de velocidad y a contraflujo de avenidas, autopistas y carreteras porque “pa’ eso semos gobielno”.

Pero no basta una indulgencia plenaria, para ponerse sin remordimientos, al volante de esas maravillas de la ingienería automotor !Al cipote, que quien las puso de moda haya sido aquel general Schwarzkopf, cuando cayapeó al supercompinche de Saddam Hussein (Que Dios lo tenga  en la Gloria) en la operación “Tormenta del Desierto”.

- ¿Y qué quieren, que echemos piques con esos “potes”, importados del Irán? – replicó Clintonvizquel, cuando alguien le hizo la acotación de la poca prosapia revolucionaria de tal marca de todoterreno.

Un verdadero bolivariano, tiene que conjugar la acción con los fundamentos teóricos. Por lo mismo, Clintonvizquel, con esto de los Hummer tuvo una de sus ideas más geniales ¿No se han constituido en asociación unos pavos de otoño, medio imbéciles, amantes de las Harley Davinson y los vemos a bordo de sus viejas motocicletas cada fin de semana?

 -Constituyamos “Asojummy”, para resguardar nuestros derechos elementales – les expresó Clintonvizquel a sus camaradas, mientras embestía a unos viandantes de la tercera edad, que tuvieron el atrevimiento de creer que el pase peatonal les otorgaba preferencia para cruzar la intercomunal de La Trinidad.   

“Asojummy” es una herramienta para el transporte, en mocha, doble transmisión y con sobremarcha – pero de pa’ tras, como el cangrejo-  al Mar de la Felicidad, Jauja y el gobierno de los pobres (de los pobres de espíritu del Gabinete Ejecutivo, porque los de solemnidad, seguiran en la pelazón).

Sea como sea, la ocurrencia de Clintonvizquel cayó en tierra abonada  al extremo que le salió competecia. Los más fervientes seguidores del vicepresidente Jorge Rodríguez, se agruparon en torno a “AsoAudi”, mientras que los duros del chavismo recalcitrante hasta las últimas consecuencias, no se quedaron cortos y procedieron a suscribir de manera sucesiva, “Asorollsroyce”, “AsoAirBus-300” y “AsoBertran”, porque en la “Robolución”, los propietarios de aeronaves, yates y limosinas, no son segundos de nadie.

Mientras tanto, las oscuras fuerzas del Imperialismo y eel neocapitalismo salvaje, hacen los pronósticos más agoreros.

- Al final, “AsoAirBus-300” concentrará, por absorsión, todas esas agrupaciones parasitarias. Será lo que el PSUV, es al PPT, a Podemos y al PCV- vaticinó, John Negroponte habituado a negarle el agua y el pan al gobierno de Chavez.

Sea como sea Clintonvizquel y sus pares al están preparados para defender a ese verdadero ícono bolivariano al coro del siguiente grito de guerra: “Patria, Socialismo o muertos, pero de risa, a bordo de sus flamantes Jummys importados directo, de los Llunaites Estates”.

 

© 2007 Derechos Reservados - Nelson "Lonpleipelúo" Ramírez