Principal   En El Universal    Cosas de Julián   El Articulista   Contact

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"El Tercer Reich. Una nueva historia" best seller que en apenas dos años de publicado, ha vendido mas de 100.000 ejemplares en Europa . . .


Leo "El Tercer Reich. Una nueva historia" del británico Michael Burleigh, ed.Taurus, 2002, traducida semanas atrás al castellano. Son casi mil páginas de documentos, de datos poco conocidos, de descripciones tan detalladas, que uno llega a sentir retortijones en el aparato digestivo.

Cuentan que Burleigh se encerró cinco años en un sótano londinense para escribir la obra, mientras su mujer salía a la calle para trabajar y mantenerlo. El esfuerzo le rindió sus dividendos. Ha vendido cerca de 100.000 ejemplares desde que el original apareció en el Reino Unido, hace apenas un par de años

LA HALITOSIS Y OTRAS EMANACIONES. "He intentado quitarle el glamour a esos individuos - confiesa el autor de esta "Nueva historia"- quiero que quede bien claro que era gente horrible. Hitler tenía halitosis y olía a sudor ! No era agradable estar a su lado!" El cronista le agrega la antropometría del flatulento, que esta clase de sujetos suman a sus emanaciones.

El retrato psicológico del llamado Tercer Reich es impecable: "El se veía como un artista del siglo XIX, transgresor y bohemio al que le era permitido romper todas las reglas (...) una personalidad tendiente a transformar sus resentimientos personales en categorías ideológicas (...) aquel hombre mediocre, sabía convertirse por turnos en una fuerza suplicante, plañidera o rugiente que se derramaba sobre una masa (...) sus discursos son caóticos, están llenos de contradicciones, de toscos vilipendios, de chistes insulsos, que se alternan con frases sonoras, a veces exaltadas (...) tenía algo de predicador evangelista ambulante, trasladado a la Europa central".

Quizá el éxito del libro se debe precisamente, al supuesto revival nazi- comunista en el Viejo y en el Nuevo Continente. " Me gusta la expresión ‘nazi comunistas’ o ‘comunistas fascistas’ - confiesa Burleigh en una entrevista - creo que le viene al pelo, entre otros, a individuos como Milosevic

La mayoría de nuestro vocabulario político está moldeado por la Antiguedad clásica, que nos legó términos como, democracia, despotismo, dictadura y tiranía. De vez en cuando estas palabras parecen insuficientes para describir determinados acontecimientos polémicos. Tocqueville expuso alguna vez este problema: " El advenimiento de los regímenes bolchevique, fascista y nacionalsocialista a Rusia y Europa, entre 1917 y 1933, llevó a muchos intelectuales a preguntarse si su terminología transmitía adecuadamente el alcance de las pretensiones de esos regímenes".

¿ Donde clasificar estas supuestas revoluciones?

Hay autores que las catalogan como pseudoreligiones secularizadas, en las que, todo el que se opone a la creencia, no sólo comete un error, sino que se le mira como integrante de una conspiración demoníaca, en conjunción con las fuerzas depredadoras del imperialismo internacional. Los adversarios, no es que están extraviados y que se les puede convencer. Hay que exterminarlos o condenarlos a un exilio, interno o externo.

ALGUNAS REFERENCIAS. "El Tercer Reich. Una nueva historia" contiene un considerable numero de referencias. Vale la pena reproducir algunas.

"Los discípulos mas recalcitrantes de estos falsos mesías, eran poco mas que sectas marginales de forajidos (...) las SA debían desempeñar dos funciones: dar palizas a los adversarios y afirmar la presencia nazi en las calles (...) El escenario de las SA y de las Juventudes Hitlerianas era afín a cualquier cultura delincuente. Sus miembros movilizados en motos, pintaban consignas y svasticas en las paredes y luego se graduaban en el semiterrorismo de las peleas beodas (La marihuana, el bazuko y la rinquincalla no tenían entonces la popularidad que ahora tienen entre los Carapaicas y nuestros Círculos Bolivarianos. Lástima. De lo que se perdieron aquellos angelitos).

"A la nueva administración de justicia no le faltaban individuos amoralmente manipuladores. Destacaban los magistrados Huber, Koellreuter y C. Schmidt que se esmeraron en crear una jurisprudencia nazi, hecha a la medida, lo que tampoco les impidió depositar millones de Deutchsmarks en cuentas cifradas en Suiza, producto de la justicia venal que practicaban (...) Los abogados defensores se hallaban en una posición delicada en esta, como en otras dictaduras. Algunos de ellos fueron obligados a superar al fiscal, denunciando a sus propios defendidos".

Segun Engels, la unica enseñanza que da la historia, es que la historia no da enseñanzas. Claro, uno no resiste la tentación de hacer las comparaciones, con los calcos o parodias siempre bochornosas, de ese pasado tan reciente.

 


© 2002 Derechos Reservados - Dr. Omar Estacio